"Falso Culpable" es un proyecto desarrollado por el Grupo de Investigación en Psicología del Testimonio de la Facultad de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid, con el objetivo de analizar las principales causas que llevan a que un inocente sea acusado de crímenes que no cometió.

La mayoría de los falsos culpables se deben más a los errores del Sistema que a la intención deliberada de condenar a inocentes.

Según la asociación norteamericana Innocence Project en torno a un 75% de los errores judiciales se deben a fallos en los procedimientos de identificación. Los errores en el reconocimiento de personas en la vida cotidiana son algo completamente usual, que forma parte del funcionamiento normal de nuestros sistemas cognitivos. Sin embargo, pasan a la categoría de problema grave las falsas identificaciones en entornos judiciales.

Los problemas de memoria (falsos recuerdos) de testigos y víctimas son otro de los principales factores que provocan falsas acusaciones.

Un mejor conocimiento de los errores que posibilitan los falsos culpables podría evitar, o al menos minimizar su incidencia.

Nueve años de cárcel por un crimen que no cometió

antena3.com | Madrid | Actualizado el 18/02/2013 a las 13:27 horas

"El peor momento fue cuando te dan la sentencia y ves que te han condenado a 13 años"


Una cadena de errores han llevado a un joven, José Antonio, a pasar 9 años en prisión acusado de un crimen que nunca cometió. Solo la tenacidad de su padre y el trabajo de su abogada de oficio han logrado devoverle la libertad.

Ver vídeoJosé Antonio salía de trabajar cuando unos agentes le pidieron la documentación. A continuación se lo llevaron a comisaría y de ahí a la cárcel acusado de dos robos con intimidación y de una tentativa de homicidio. Condenado a 13 años de prisión, José Antonio ha salido 9 años después libre, pues nunca llegó a cometer semejantes delitos. "Estaba con mi padre y él declaró que no estaba donde decían que yo estaba".
El error se pudo producir en la rueda de identificación cuando algunos testigos confundieron a José Antonio con el verdadero delincuente. Aunque este hombre siempre defendió su inocencia, de nada sirvió. Una serie de errores le llevaron a prisión durante 9 largos años. José Antonio se desesperaba según pasaban los días en la cárcel hasta el extremo que intentó quitarse la vida. "Aunque te animan, llega un momento en el que te cansas y dices para qué. Si no te hacen caso", se lamenta. "El peor momento fue cuando recibí la sentencia".
Cuando el caso se cierra, el padre de José Antonio no se da por vencido y sigue batallando. Ya estaba cerrado el caso por lo que solo se podía reabrir si aparecían nuevas pruebas. Su padre decidió buscar esas pruebas por su cuenta. Su abogada, Isabel Torrado, ha asegurado en Espejo Público que se decidió a creer la versión de José Antonio "cuando ví su reación tras acusarle de este delito".