"Falso Culpable" es un proyecto desarrollado por el Grupo de Investigación en Psicología del Testimonio de la Facultad de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid, con el objetivo de analizar las principales causas que llevan a que un inocente sea acusado de crímenes que no cometió.

La mayoría de los falsos culpables se deben más a los errores del Sistema que a la intención deliberada de condenar a inocentes.

Según la asociación norteamericana Innocence Project en torno a un 75% de los errores judiciales se deben a fallos en los procedimientos de identificación. Los errores en el reconocimiento de personas en la vida cotidiana son algo completamente usual, que forma parte del funcionamiento normal de nuestros sistemas cognitivos. Sin embargo, pasan a la categoría de problema grave las falsas identificaciones en entornos judiciales.

Los problemas de memoria (falsos recuerdos) de testigos y víctimas son otro de los principales factores que provocan falsas acusaciones.

Un mejor conocimiento de los errores que posibilitan los falsos culpables podría evitar, o al menos minimizar su incidencia.

Viaje al corazón de la tortura

“Viaje al corazón de la tortura” forma parte de la serie llamada “Valor Humano” que recoge en cada episodio la particular mirada de importantes cineastas españoles sobre temas de gran calado social.

Este documental es una denuncia contra una de las prácticas más espeluznantes de la que es capaz el ser humano. Coixet -que ejerce al mismo tiempo las labores de directora, guionista y narradora-, viaja hasta las ciudades de Copenhague (Dinamarca) y Sarajevo (Bosnia-Herzegovina) para visitar dos de los centros de rehabilitación creados por Inge Genefke, fundadora del Consejo Internacional para la Rehabilitación de las Víctimas de la Tortura (IRCT).

Esta organización no gubernamental independiente mantiene una red de más de 200 centros de rehabilitación repartidos por todo el mundo, donde se presta atención a las víctimas de la tortura. El IRCT está reconocido como órgano consultivo por el Consejo Económico y Social de Naciones Unidas y el pasado 22 de agosto logró el Premio Humanitario Conrad N. Hilton 2003, concedido por la prestigiosa Fundación Hilton. Este galardón, al que en la presente edición aspiraban alrededor de 200 organizaciones, es el más prestigioso de los que se conceden en el ámbito humanitario.

El centro de Copenhague, donde el IRCT tiene su sede central, es el primero especializado en atención a víctimas de la tortura. Fue creado oficialmente en 1982 por un equipo de médicos que ya trabajaba este campo desde 1973. Hasta la fecha, han atendido a más de 1.000 víctimas procedentes de todo el mundo, entre ellas Achana y Hussein, dos de los protagonistas del docum ental.

Las víctimas
Achana, profesora en un pequeño pueblo cerca de Calcuta (India), fue arrestada una mañana en la década de los setenta y llevada a una comisaría de la capital para ser interrogada por el paradero de su hermano. Durante meses fue repetidamente torturada: golpeada, humillada e insultada. Cuando salió de la cárcel estaba inválida. Inge Genefke la llevó a Copenhague para ser operada y rehabilitada. A su regreso a Calcuta denunció a la policía, algo que nadie había hecho hasta entonces.

Hussein, sindicalista turco de 45 años residente en Estambul, fue detenido en casa de sus padres con sólo 21 años. Durante tres largos años le sometieron a innumerables palizas, simulacros de ejecuciones, insolaciones provocadas durante semanas sin agua y sin comida. Hussein logró escapar del centro penitenciario, pero otros cuatro internos que se fugaron con él murieron. Tras ser rehabilitado, decidió comenzar una nueva vida en Copenhague, donde reside con su mujer y sus dos hijos e imparte clases en un colegio de niños con dificultades de adaptación.

En la ciudad de Sarajevo, Isabel Coixet visita el centro de rehabilitación de torturados para realizar diversas entrevistas a los responsables del centro, el personal médico y numerosos testigos víctimas de la tortura en una zona de Europa, los Balcanes, devastada por la guerra.

Coixet logra abordar el caso de la ex Yugoslavia desde una doble perspectiva, demostrando, por un lado, que la tortura no está limitada, como algunos piensan, a zonas o países del tercer mundo y, por otro, cómo los conflictos armados pueden llevar a personas absolutamente normales a saltarse todos los límites de la razón. Los testimonios que recoge Coixet en su trabajo ponen de manifiesto hasta dónde es capaz de llevar el ser humano de su irracionalidad.

Homenaje

Isabel Coixet rinde en “Viaje al corazón de la tortura” un sincero y desapasionado homenaje a las víctimas de la tortura. Con una técnica sencilla, cercana al gran reportaje periodístico, la autora logra acercar al espectador en las terribles experiencias vividas por cada uno de los personajes, que responden a las preguntas que les plantea ella misma, como si de cualquiera espectador se tratara, tras la cámara.


La vida secreta de las palabras

En 2005 Isabel Coixet dirigió esta película en la que uno de los personajes principales es una víctima de las torturas de la Guerra de los Balcanes, en parte basada en las historias que conoció mientras rodaba "Viaje al corazón de la tortura".

Sinopsis
Un lugar aislado en medio del mar: Una plata-forma petrolífera, donde sólo trabajan hombres, en la que ha ocurrido un accidente. Una mujer solitaria y misteriosa que intenta olvidar su pa-sado (Sarah Polley) es llevada a la plataforma para que cuide de un hombre (Tim Robbins) que se ha quedado cie-go temporalmente. Entre ellos va creciendo una extraña intimidad, un vínculo lleno de secretos, verdades, mentiras, humor y dolor, del que ninguno de los dos va a salir indemne y que cambiará sus vi-das para siempre. Una película sobre el peso del pasado. Sobre el silencio repentino que se produce antes de las tormentas. Sobre veinticinco millones de olas, un cocinero español (Javier Cámara) y una oca. Y sobre todas las cosas, sobre el poder del amor incluso en las más terribles circunstancias.